Cargando...

Prensa

Las grandes empresas empiezan a tirar de Alexa para evaluar a sus directivos

Empresas multinacionales del sector de la consultoría, las finanzas y la logística han empezado a utilizar el dispositivo de altavoz inteligente de Amazon, Alexa, para analizar y evaluar las competencias de sus directivos y ejecutivos.

Así lo avanzan desde la consultora especializada en soluciones tecnológicas de recursos humanos Psicosoft.

"Si hablas a diario con Alexa debes saber que la forma en la que nos dirigimos a un altavoz inteligente determina el nivel de muchas de nuestras competencias en el marco laboral, tales como la capacidad para solucionar problemas, el grado de flexibilidad o el nivel de resiliencia ante las adversidades", dicen desde la consultora.

Relación con la máquina
Dentro del método que ha apadrinado Psicosoft, el participante conversa con Alexa para conseguir información sobre un asunto problemático para intentar resolverlo a través de ese diálogo con la máquina.

Durante el proceso se pueden evaluar así competencias como la capacidad para buscar y analizar información y, en consecuencia, solucionar problemas donde la experiencia no es suficiente para solventarlos.

También se valora la capacidad para interactuar con la máquina y la mayor o menor velocidad y ansiedad con que gestiona esa relación.

Utilidades posteriores
"Aprovechando que muchas personas que trabajan de forma remota necesitan volver a sentirse parte de un grupo, las tecnologías de voz y de audio (inclusivas por naturaleza) ayudan a medir el pulso de la organización mediante asistentes virtuales, revolucionan los procesos de Onboarding (introducción del nuevo empleado a la dinámica habitual de la empresa), y complementan acciones de formación con metodologías Voice Learning (aprendizaje de voz)", reivindican desde Psicosoft.

Auguran así un boom de las tecnologías de voz y audio al hilo de la expansión del teletrabajo. "Estas tecnologías permiten agilizar ciertos procesos de trabajo en remoto, por ejemplo con asistentes virtuales que permiten transcribir a texto el contenido de las reuniones que realizamos por videoconferencia, agilizando los procesos de toma de decisiones", señalan.

"Y con respecto a la seguridad, ayudan a minimizar el contacto físico con los objetos, por ejemplo facilitando los controles de acceso en los espacios de trabajo, mediante el reconocimiento de nuestra voz con técnicas de biometría".